¿Por qué emprender como mamas? ¿Por qué fue mi mejor opción?

Mi nombre es Karla Losada, tengo 24 años y me convertí en madre en los llamados, “Años mas productivos de la vida”. Esto significaba que durante los 10 años con mayor vitalidad tendría que criar a mis hijas, en vez de forjar una gran empresa.

Me sentí dichosa de utilizar mi energía en algo tan gratificante como ser mama, hasta que me convertí en madre soltera. Una madre soltera y embarazada en una ciudad en la que no tiene casi conocidos.

Esto representaba la imposibilidad de dejar a mi bebe con alguien para cumplir un horario fijo y darle uso a mi titulo. Ademas de que mi sueldo en Venezuela tampoco era suficientes para pagar la guardia, el mercado y un alquiler.

Por otro lado, no podía mirar a los ojos a mi hija sin sentirme mal, ya que gracias a la separación, ella veía a su padre una vez al mes. No tenia corazón para dejarla sin madre, sin padre y sin algún familiar cercano que se encargara de sus cuidados.

En ese momento me di cuenta de que:

MI UNICA SALIDA ERA EMPRENDER

  • Emprender me daría la facilidad de jugar con mi tiempo, a modo de no descuidar a mis bebes.
  • Emprender me daría ingresos a largo plazo para sostener el hogar que estaba formando.
  • Emprender le enseñaría a mis hijas que si se puede, les daría un buen ejemplo.

EMPRENDER TAMBIEN TENIA SUS SACRIFICIOS

 

  • Implicaba que no sabia con que responsabilidades de mi vida privada podría cumplir.
  • Los ingresos no serían constantes, es decir, no recibiría ganancias durante los meses malos y tardaría en recuperar mi inversión.
  • Necesitaba de un equipo en quien confiar.
  • Estaría copada de angustia e incertidumbre.
  • Era sinónimo de trabajar de lunes a lunes, en cada espacio de tiempo libre.
  • De alguna forma, emprender se convertiría en mi nuevo esposo, en el sostén de mis hijas y mío.

COLOCANDO TODO SOBRE UNA BALANZA

 

Volví a darme cuenta de que emprender tenia sacrificios que valía la pena pagar. Al llegar a esta conclusión entendí algo aún mas importante

 

EMPRENDER ES UNO DE LOS CAMINOS MAS FACTIBLES PARA LA MAYORIA DE LAS MUJERES MODERNAS QUE NECESITAN AUTO-GESTIONAR SU TIEMPO

 

Sí, es una de las hermosas salidas que nos permiten entrar en la vida publica. Sin embargo, lo mas importante es que lo podemos hacer sin descuidar la vida privada, el hogar, la familia.

Aceptando que la igualdad generalmente se aplica a conveniencia y que algunas labores siguen sin ser igualitarias y equitativas. La mujer post-moderna se ha adaptado tomando mas territorio en las áreas del liderazgo, la autogestión y el emprendimiento.