¿CÓMO ENFRENTAR DEPRESIONES?

TIPS BASE

 

Como enfrentar depresiones es solo la base para poder superarlas.

No será una sorpresa para muchos, revelar que he pasado por ciertas crisis, depresiones, momentos de estrés, ó que almaceno recuerdos de algunas situaciones que aún me duelen. No es una sorpresa, lo más probable es que quien este leyendo esto también viviese cosas similares.

La realidad es que el ritmo de vida actual, y el acelerado modo en que funciona este mundo nos llenan de soledad, depresión y estrés. De cierto modo, en ocasiones marchamos ajetreados intentando seguir el paso a la cotidianidad para encajar en ella, y con esto nos queda el agotamiento o la sensación de fracaso. 

 

¿QUÉ NOS LLEVA A ESTE ESTADO DE ÁNIMO?

 

Los sistemas productivos varían tan ágilmente que no basta una carrera de economía para conseguir el éxito en los negocios, no basta un trabajo aparentemente estable, no basta leer libros con mas de 2 años de antigüedad que nos ayuden a entender cómo sacarle el queso a la tostada y aprovechar las “tendencias” que están rompiendo las brechas.

Sin contar lo difícil que resulta dedicarse a conseguir el éxito laboral y mantener contenta a tu pareja, mantener unido tu hogar o hasta si quiera conocer a esa persona con quien pasar el resto de tu vida.

Tomar un trago con los amigos, dedicarte un poquito de tiempo o distraerte un poco, resulta extremadamente complicado con tanta competencia. Sí, porque la internacionalización y la globalización trajeron consigo una enorme competencia que nos martilla constantemente.

Y la competencia no es solo laboral, que complicado se nos hace escaparnos una noche para darnos cuenta de que la producción para ambos sexos (maquillaje y tacones en las mujeres, ropa, forma de caminar, etc) está a niveles tan altos que conseguir alguien con quien hablar resulta un reto. Y es que debemos entender la cuestión, debe ser angustioso tener que escoger un solo pez, entre tantos.

Esto sin hablar de que los problemas y dilemas tradicionales no desaparecen, solo evolucionan. Así que siguen agobiándonos los mismos problemas familiares e íntimos de siempre.

Suelo decir que el ser humano actual tiene dos estados de ánimos que persigue con desespero. De esta forma, esta estresado o está deprimido.

Y nuestra conciencia histórica aún no procesa las mejorías que deberían alentarnos a sentirnos mejor, como la reducción de la tasa mortalidad general, la disminución de enfrentamientos armados entre países, el nacimiento de vacunas y tratamientos contras epidemias y enfermedades que acababan con la población, la apertura a sistemas educativos más inclusivos, entre otras.

De esta forma nuestra preocupación se ve enfrentada a una gran falsedad: antes las cosas eran mejor (Capaz en el caso de Venezuela esto sea cierto, pero a nivel global, la humanidad ha mejorado).

Así que yo misma he tenido episodios de estrés y depresión que me han llevado un par de veces a la clínica, me han hecho medicarme y de alguna forma, me hicieron cambiar mi estilo de vida, por uno, que considero más sano y deseo compartir con ustedes.

 

¿Cómo enfrentarnos a esto?

 

 

NO, no les pido que hagan yoga y sean veganos

  • En cuanto al trabajo, descansar es mi prioridad. Es decir, si quiero rendir laboralmente debo respetar mis horas de descanso. Esto le dará salud a mi cuerpo y destreza a mi trabajo.
  • Intento sincerarme en cuanto a las actividades que puedo realizar, y si alguna no resulta me hago responsable de las consecuencias sin incurrir en el sentimiento de culpa.
  • Los problemas personales van primero. La experiencia me ha demostrado qué si dejamos historias personales abiertas por doquier, terminamos cargando un enorme peso en el trabajo.
  • Perdonar me sale barato. El perdón es un acto de desprendimiento que no me cuesta más que un poco de orgullo. Sin embargo, el rencor puede afectar mi rendimiento.
  • Adiós dietas extremadamente estrictas que termino rompiendo, y hola a dietas flexibles que no me mantienen amargada.
  • Ejercitarse no debe ser un acto obligatorio, si no una actividad desarrollada en función de liberar toxinas y sensaciones tóxicas.
  • A veces, solo debemos dejar de andar al paso del mundo y debemos marcar el nuestro.
  • Debemos concientizar que tener miles de razones para sufrir no quiere decir que hacerlo nos haga bien.
  • Desglosar las cosas buenas que tenemos y entender que somos parte de la competencia.
  • Date masajes, bésate, tírate en la cama y lee un libro, ve una comedia.
  • Es muy difícil encontrarle respuestas complicadas a los problemas complicados. Así que busca las simples.
  • Hablar con un especialista no te hace inferior.
  • Mirar un poco hacia uno mismo, es de suma importancia. Ya sea mediante actividades como la meditación o a través de la simple concientización de nuestros problemas íntimos. 
  • Son muchas las veces en las que no querrás salir de casa. La mitad de ellas quédate entre sabanas, pero obligate a salir la otra mitad. Deja que el sol te contente, y dispón de ser feliz.
  • No finjas que todo esta bien. Admite ante ti y ante el mundo que las cosas no están marchando como deseas. A la vez, declara que van a mejorar
  • LA MEJOR MEDICACIÓN ES DEDICARTE TIEMPO, AMARTE, CUIDARTE, MIRARTE FRENTE AL ESPEJO Y DECIR QUE QUIERES MANTENERTE SANA.