Este abuelo acompaña a bebés prematuros para que no estén solos

Un trabajo simple, pero necesario.

David Deutchman, un abuelo de 82 años pasa su tiempo como voluntario en una sala de terapia intensiva neonatal de un hospital de Atlanta. Su trabajo, es darle calor a los bebés y brindarles comodidad y seguridad, cuando sus familias no pueden acompañarlos.

David, jubilado, casado, con dos hijas y nietas, ha realizado esta labor desde hace doce años, visitando el hospital dos veces por semana para cuidar a los bebés y a sus padres. Los doctores del hospital, le llaman “abuelo ICU”, nombre que llevan las salas de unidades intensivas en inglés.

La madre de Logan, un niño prematuro, nacido a las 25 semanas, reveló la labor de David y lo hizo viral entre las redes sociales a través de una fotografía que obtuvo más de 65.000 compartidos y más de 145.000 likes en la página oficial del hospital para niños de Atlanta.

Pueden seguir leyendo de este maravilloso voluntariado en:

http://www.lanacion.com.ar/2069194-un-abuelo-que-pasa-la-noche-sosteniendo-bebes-prematuros-para-que-no-esten-solos